Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ACTIVIDAD F3
Sáb Jul 15, 2017 7:52 pm por Woo Je In

» Nkgy
Miér Jul 05, 2017 3:50 pm por Song Eun Woo

» Bruja x Namjoon
Dom Mayo 07, 2017 1:02 pm por Woo Je In

» This one is blank
Lun Mar 13, 2017 12:30 pm por Song Eun Woo

» Junsun Yoo
Mar Sep 06, 2016 12:24 pm por Song Eun Woo

» Slayer
Mar Ene 26, 2016 6:07 pm por Woo Je In

» Perv Chunji
Mar Oct 27, 2015 4:34 pm por Woo Je In

» La pequeña Jung y Mr. Ajhussi
Lun Abr 20, 2015 7:01 pm por Woo Je In

» PoHang
Vie Oct 03, 2014 12:40 pm por Song Eun Woo

Temas similares
Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    Slayer

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    Slayer

    Mensaje por Woo Je In el Mar Ene 26, 2016 6:07 pm

    Golpe tras golpe resonaba en aquel callejón, el pobre hombre solo se encontraba intentando quitarse de encima a “la bestia”, como le había llamado a su agresor. El joven encima simplemente le golpeaba sin decir palabra alguna, no lo necesitaba, después de todo su trabajo era ese. “Espántalo y si es necesario que lo mates, hazlo”. Esas habían sido las condiciones de aquel trabajo del cual simplemente disfrutaría mientras durara, ya llegarían algunos más después. Le rogaba que parase, que haría lo que fuera con tal de que le dejara huir, no quería estar ahí, no quería ser golpeado; pero ya era tarde, se encontraba completamente golpeado y magullado en cualquier parte visible de su fea anatomía. — ¿No crees que sería muy aburrido si me detengo? —  preguntó fingiendo una sonrisa hipócrita de medio lado antes de soltar un golpe más sobre el rostro ajeno. Arman se divertía, en poco tiempo acabaría su trabajo y tenía necesidad de más.

    — Juguemos a algo — soltó deteniendo los golpes en contra y se levantó de donde se encontraba sentado, sobre el abdomen del otro. Se dio media vuelta quedando de espaldas y alzó ambas manos a la altura de su rostro, empuñándolas frente a sus ojos — te mueves un milímetro más y aquí terminas —. Se agachó un poco para tomar una de las tantas armas que portaba escondidas entre su anatomía y prendas de vestir. Decidió tomar un arma blanca, aquel cuchillo que suele esconder en uno de los laterales de sus botas, tomándolo por la empuñadura se acercó al hombre y se arrodilló a la altura del mismo, colocando el cuchillo frente a sus ojos — ¿bonito, verdad? — dio vueltas al cuchillo frente al rostro ajeno, y soltó una risilla al percibir el nerviosismo ajeno. — Empecemos nuestro divertido juego — dijo con fingida diversión, o quien sabe, quizás este juegos si le causaría diversión o mínimo alteraría un poco su fisiología. Colocó ambas manos tapándose los ojos y entreabrió los dedos, observando directamente  al tipo, comenzó a explicar sus reglas — tienes veinte segundos para levantarte de tu miseria y correr todo lo que puedas — quitó ambas manos de su rostro y alzo su dedo índice — número uno, si te encuentro, pierdes. Número dos, si no te encuentro, te buscaré y también pierdes. — Guardó su preciada arma blanca nuevamente en su bota y se colocó de espaldas dándole a entender al miserable que podía huir.

    Después de diez segundos comenzó a caminar lentamente a la salida del callejón y observó a sus laterales. Su presa no había avanzado casi nada, el dolor no se lo permitía. Caminó a paso lento hasta donde se encontraba aquel hombre casi moribundo intentando caminar, al posicionarse a su lado, se quedó observándole — ¿Realmente quieres perder de esta manera? — no, de igual manera el hombre perdería, terminaría muriendo a manos de un asesino con años en su trabajo preferido. Y la situación dio un giro inesperado, la presa empezó a correr y el cazador, dio la espalda; al parecer podría entretenerse un rato. Cuando se aseguró de no escuchar los pasos apresurados, volvió a su posición normal y metió ambas manos a los bolsillos de su suéter comenzando a caminar en la dirección que había terminado de escuchar los pasos, hacia su derecha.

    No tuvo que caminar mucho para encontrarle, a la segunda calle ya le había visualizado desde la esquina en la que se encontraba, comenzaría a caminar más rápido pero alguien más comenzó a correr detrás de su “encargo”. ¿Quién demonios era ese? Ahora sí, se estaba tornando algo divertido la situación por lo que decidió seguir al desconocido y al otro extraño; les seguía unos cuantos pasos detrás hasta que terminaron en un callejón.  Solo se quedó observando un poco para ver qué era lo harían, pero la situación le estaba aburriendo; entró al callejón yendo directamente hasta donde estaba su presa del día, en el pequeño transcurso del camino hacía su trabajo, saco esta vez su arma de fuego, aquella pistola que lleva debajo de su playera usualmente color gris, apuntó directo al hombre — Спасибо папа  — susurró y únicamente resonó el ruido de la bala entrar a su cuerpo, por el área de su pecho, al corazón; su puntería nunca fallaba, pero su curiosidad le tenía atosigado, ¿Por qué aquel chico había perseguido a su víctima?





     
    Isn't just fanserv
    It's like a best friend, but more. It's the one person in the world that knows you better than anyone else. It's someone who makes you a better person. And no matter what happens, you'll always love him. Nothing can ever change that.

    avatar
    Woo Je In

    Mensajes : 91
    Fecha de inscripción : 25/08/2013
    Edad : 19
    Localización : Cerca de tu ventrículo izquierdo-

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

    - Temas similares

     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.